h1

Cheddar cheese

marzo 7, 2009

   Bajaba las escaleras que dan al pasillo exterior de mi casa; estaba empezando a sentirme bien. Me había levantado temprano y disfrutaba de la mañana, tomando mate y leyendo a mis anchas en la terraza. Habré estado una media hora cabalgando en un libro sobre la lucha sindical, cuando decidí renovar la yerba. Bajé por las escaleras, cargando el termo y el mate, y al pisar las primeras baldosas del patio, la veo, ahí nomás, tan cerca y tan muerta y tan inoportuna como para venir a ennegrecer semejante fiesta de reconciliación vital. Lee el resto de esta entrada »

h1

Cloro en los ojos

marzo 5, 2009

   Bienvenidos al regreso de los muertos vivos. Bienvenidos, todos ustedes. Una vez más, otra vez más. Fue un mes largo y caluroso sin escribir ni siquiera un saludito. Qué jodida puede ser la vida, a veces. Lee el resto de esta entrada »

h1

Bacalhau podre

febrero 12, 2009

pra a Giselle

agora que eu estou presa

ninguém vem me visitar Lee el resto de esta entrada »

h1

De tajos la red con que nos atrapa dios

diciembre 23, 2008

   Buenas tardes, muchachos. Gracias por leerme con cariño y afecto cuando están tan aburridos y bajoneados. De verdad, muchas gracias.  Aprecio el gesto: simillar a los que ayudan a cruzar a las abuelitas  tullidas en las esquinas. ¡Cuánta bondad derrochada en las aceras de la metrópoli! ¡Cuánta civilización en nuestros habitantes urbanos! ¿Efectos positivos del Macrismo? Lee el resto de esta entrada »

h1

Carambola

diciembre 13, 2008

Escuché el chirrido de la puerta y me di vuelta para ver. Estaba completamente empapada. Llevaba anteojos negros y el pelo largo, teñido de caoba. Pensé que todavía era temprano, que apenas había bebido dos vasos de ginebra y que la lluvia se había encargado de aplacar el calor. No, definitivamente no era una alucinación. Lee el resto de esta entrada »

h1

Cachoro-quente

noviembre 27, 2008

   El Chino nunca nos dejó tener un perro. En eso -como en tantas otras cosas- mi padre siempre fue inflexible: “No se puede tener un animal adentro de un departamento y punto.”  Lee el resto de esta entrada »

h1

Cerveza

noviembre 15, 2008

las escolleras están en el mar
me gustaría ir
y yo sentada en el bar pensándote
para verte
te beso y ninguno lo sabe o ven
río, são paulo o buenos aires
a una ciudadana pálida bebiendo su cerveza hace calor
porque sin vos
y en la espuma del vaso hay más historias
cualquier ciudad
sobre el oleaje que te acerca y te aleja
me parecerá vacía
como esta mesa donde
chata
te recito por milésima vez
gris